Copyright © 2011
Los clientes y empleados satisfechos son los activos económicos más importantes de una organización. La implementación de un sistema eficiente de comunicación dual es primordial para utilizar esos activos en el mejoramiento de la rentabilidad.

La lealtad de clientes y empleados, y su nivel de compromiso tienen un impacto directo en las ventas de la compañía. Cuantificar y administrar ese impacto para obtener resultados óptimos es una tarea sumamente compleja en la que Int-Sa puede asesorarle.